Memoria Histórica: Noticia sin novedades

Volvamos a hacer un poco de revista de prensa y a escribir sobre la necesidad de fomentar una cultura de la Memoria Histórica y de las graves consecuencias que tiene su ausencia. Puede parecer que me repito tratando este tema, pero estoy convencido de su transcendencia y de su urgencia.

A parte, la noticia de la que vamos a tratar, si bien no aporta nada realmente nuevo al tema, es especial por el medio en el que ha sido publicada. Se trata de la noticia Franco’s Legacy Rattles Spain (La herencia de Franco sacude España) aparecida el domingo 1 de diciembre del 2013 en The Wall Street Journal.

_____

Este periódico neoyorquino, de tendencia claramente conservadora y con gran influencia en los círculos financieros estadounidenses e internacionales, es publicado por la editorial Dow Jones & Company. Esta pertenece desde finales del 2007 a News Corporation, el imperio mediático del magnate de origen australiano Rupert Murdoch.

Quién haya leído de vez en cuando prensa no española en los últimos años de crisis no se sorprenderá de encontrar en esta casi exclusivamente noticias poco halagadoras cuando se habla de España. Lo que es menos habitual es que se traten los problemas que existen en este país con las tendencias de extrema derecha en medios de comunicación internacionales. Más raro aún es que alguien decida analizar de manera seria (escueta pero seria) los orígenes de dichos problemas.

El artículo que nos concierne en esta entrada hace exactamente esto: enumera una serie de noticias y escándalos relacionados con la “herencia de Franco”, citando a ciertas personalidades y explicando algunas de las razones por las cuales esta herencia sigue presente en la vida política española.

Como ya mencioné, esta noticia no aportará ningún dato novedoso a quién se haya informado de manera básica sobre el tema con antelación. Tampoco tiene por qué hacerlo, ya que está claramente destinada a otro tipo de lectores. No obstante, me parece que la publicación de este artículo es un hecho importante.

El tono general del texto es bastante objetivo. Hace falta rebuscar bastante para encontrar un discurso claramente conservador en él. Un ejemplo podría ser el hecho de que, al mencionar las decenas de miles de opositores al régimen ejecutados durante la dictadura, termina la frase con la coletilla “[…] historians say” (dicen los historiadores) mientras que un supuesto miedo a que la violencia de la ultraderecha genere una ola de reacción violenta izquierdista se describe como un hecho para el que no es necesario citar fuente alguna. Pero esto es rebuscar, y el texto tiene un fondo claramente opuesto al neofascismo.

Se cita a los presidentes de Movimiento contra la Intolerancia y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (al que incluso se otorga la cita final del artículo). Se describe el problema causado por la Ley de Amnistía de 1977, que otorgó impunidad a los criminales de la dictadura franquista. O el que causa la ausencia de estadísticas oficiales sobre lo que los anglosajones denominan “hate crimes” (crímenes de odio, los cometidos a partir de una base ideológica de discriminación hacia minorías sociales). O el del incumplimiento parcial de la Ley de la Memoria Histórica del 2007. En general, el artículo es una muy necesaria llamada de atención y, lo que es también tiene gran importancia, está destinado a un público que bien podría necesitar esa llamada de atención.

 

Header: Angelika Schoder – Berlin, 2009

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.