El Holocausto como parte de los programas educativos españoles

El pasado 14 de septiembre (del 2013), la cuenta de Twitter del Memorial de Auschwitz se hizo eco de la decisión del gobierno español de regular por ley la enseñanza del Holocausto.

Spain plans to make #Holocaust education in schools obligatory http://www.worldjewishcongress.org/en/news/spain-plans-to-make-holocaust-education-in-schools-obligatory

— Auschwitz Memorial (@AuschwitzMuseum) 14. September 2013

_____

El twitt contiene un enlace a la noticia aparecida el día anterior en la página del Congreso Judío Mundial (WJC, en sus siglas en inglés) que a su vez enlaza con la noticia del 11 de septiembre aparecida en la web del diario El Mundo. Esta noticia, que viene a ser la misma publicada en los diarios El País o ABC, procede de la agencia Europa Press y es una buena noticia. Lo que sorprende es la falta de artículos de opinión comentándola en los medios citados.

Según Europa Press, esta iniciativa es una enmienda del grupo parlamentario popular a la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE, conocida en los medios como “Ley Wert” en referencia al actual ministro español de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert) con la intención de fomentar la “Prevención y resolución pacífica de conflictos y valores que sustentan la democracia y los derechos humanos.” La noticia contiene declaraciones de Isaac Querub, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) que, si bien hubiese deseado una enmienda más amplia que hiciese referencia a la totalidad de la historia del pueblo judío, se considera satisfecho con el texto generado por una Comisión Mixta entre su Federación y el grupo popular.

También hay declaraciones del presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, que se congratula por esta respuesta a una demanda que venían haciendo numerosos grupos que combaten el antisemitismo en España desde los años 1990. Cabe destacar que, debido a la mayoría absoluta de la que disfruta el Partido Popular, la aprobación de esta enmienda está garantizada. Otro apunte que cabe realizar sobre la noticia es que, mientras El País la titula “Los alumnos españoles estudiarán el Holocausto por ley”, tanto El Mundo como ABC hablan del “Holocausto judío.” Quizá fuese una buena idea emplear el término Holocausto para referirse al exterminio perpetrado por los nazis en general y emplear el término hebreo Shoah para referirse al distintivo caso del exterminio judío.

Teniendo en cuenta la polémica suscitada por la LOMCE, que ha generado una larga serie de críticas en los medios y por parte de asociaciones civiles y los grupos parlamentarios de la oposición, sorprende la escasa repercusión de esta noticia. Los diarios, tanto de la derecha como de la izquierda, se limitaron a reproducir la noticia de Europa Press. Los columnistas se dedicaron a otros temas, así como los blogueros – a menos que se me escapase alguno. Puede que esto se deba al hecho de se trata de una buena noticia que nadie quiso criticar. O al hecho de que la actualidad española está repleta de temas considerados como más importantes. O a una razón bastante más oscura. La noticia también habla del rabioso antisemitismo que se respira en amplios ámbitos de la sociedad española. Así, parece posible que ningún comentarista quisiese criticar la enmienda para no descubrirse como antisemita, y que ninguno apoyase la enmienda para no herir el antisemitismo de sus lectores.

España tiene claramente un problema de antisemitismo. Si no están convencidos, echen un vistazo a los comentarios de la noticia de la que hablamos en cualquiera de los diarios. O a los comentarios de cualquier noticia relacionada con el estado de Israel. Desde la izquierda y la extrema izquierda se pasa con una facilidad pasmosa de la crítica a ciertas actuaciones del estado de Israel a un odio irracional hacia el pueblo judío en general. Los movimientos más radicales de los nacionalismos llamados periféricos creen poder hacer una analogía entre su situación y la del pueblo palestino.

Esta tradición viene desde los años 1980 y se refleja, por ejemplo, en la letra de la canción “Nos vimos en Berlín” que publicó el grupo de hardcore Soziedad Alkoholika en 1991 – busquenla si quieren, me niego a enlazarla a esta entrada. Parte de la derecha y extrema derecha siguen repitiendo los eslóganes antisemitas de la dictadura franquista. Y parte de los españoles que parecen apoyar la existencia del estado de Israel, sólo lo hacen como producto de su islamofobia. Esto, incluido en un ambiente de crisis que propicia el resurgir de las extremas derechas nacionalistas y en muchos casos antisemitas en Europa, hace de esta enmienda a la LOMCE sea algo tan bueno como necesario. Algo que debería haberse hecho hace al menos 20 años.

El mismo día que aparecía la noticia sobre la enmienda en los diarios, un grupo de neofascistas atacaba la librería catalana Blanquerna durante la celebración de la Diada – fiesta nacional catalana – en Madrid. Y esto sólo es, tristemente, un ejemplo de las tendencias xenófobas ancladas en la cultura española. Si se quiere fomentar la “prevención y resolución pacífica de conflictos y valores que sustentan la democracia y los derechos humanos,” educar sobre el Holocausto en las aulas es un buen paso. Y deberán seguir otros muchos hasta que se pueda crear una cultura de la memoria histórica que deje claro a la sociedad los resultados nefastos de las ideologías totalitarias y las concepciones orgánicas de la sociedad.

 

Header: Angelika Schoder – Hamburg, 2016

Eine Antwort auf „El Holocausto como parte de los programas educativos españoles“

  1. Nuestra estimada compañera Gemma Simon ha hecho un par de apuntes muy interesantes a esta entrada en Twitter. Primero quiero agradecer los comentarios y las críticas a nuestro blog, que siempre son bienvenidos. A continuación paso a responder a los twitts.

    Querida Gemma,

    Gracias por indicarme que Francesc-Marc Alvaro ha publicado un articulo sobre el tema en el diario la Vanguardia. Cuando escribí „a menos que se me escapase alguno“ en la entrada ya me temía que estaba haciendo una profecía. El artículo está tan bien escrito como es interesante. Me permito poner el enlace aquí:
    http://www.francescmarcalvaro.cat/es/2013/09/19/estudiar-lholocaust/

    Apuntas acertadamente (si he entendido bien tu twitt) que debería fijarse por ley en los programas educativos también la historia de los más de 10.000 españoles deportados, de los gitanos (sinti y romanís) o de los Testigos de Jeová. Y no sigues por la limitación del espacio ofrecido por Twitter. Yo continuaría con los homosexuales -tristemente de actualidad por las vergonzosas leyes rusas – los franmasones, los sindicalistas, las personas de izquierdas – de moderadas a extremas – e incluso los presos comunes que acabaron en el inhumano sistema de campos de concentración nazis. La lista es tristemente mucho más larga. Tienes toda la razón. Como escribo al final de la entrada, la educación sobre la Shoah es un paso correcto y necesario (si bien tardío) que debería ser seguido de muchos más. La “prevención y resolución pacífica de conflictos y valores que sustentan la democracia y los derechos humanos” debería ser una prioridad educativa y abarcar los múltiples crímenes de los fascismos europeos del siglo XX. Sin embargo, no me parece incorrecto empezar con el holocausto judío. Incompleto, quizá, pero no incorrecto.

    En tu último twitt preguntas si el ataque fascista a la librería Blanquerna en Madrid fue un acto antisemita. Supongo que no me he expresado todo lo bien que debería en la entrada. En ese caso concreto no se puede hablar de antisemitismo, si no de anticatalanismo. En general es un acto de xenofobia, que viene a ser el núcleo del problema: considerar a „los otros“ como extraños y enemigos. Desde mi punto de vista, combatir el antisemitismo es parte de la lucha contra la xenofobia. Tanto como combatir el anticatalanismo, la islamofobia, la homofobia o incluso el que llama al frencés „gabacho.“ Veo a todo esto como parte del mismo problema. Este es el motivo -junto al hecho de que ambas noticias aparecieron el mismo día- por el cual hablo de dicho ataque en mi entrada.

    Muy atentamente,

    Damián Morán Dauchez

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.