El 27 de enero como Día Internacional de la Conmemoración del Holocausto

De esta manera, se anclaba dicha conmemoración institucionalmente en la memoria histórica nacional alemana. En el año 2005 sendas resoluciones del Parlamento Europeo y la Asamblea General de las Naciones Unidas abrieron el camino a convertir la fecha en una conmemoración internacional.

_____

Coincidiendo con las celebraciones del sexagésimo aniversario de la liberación por parte del Ejército Rojo del campo de concentración y exterminio Auschwitz-Birkenau en el año 1945, la Unión Europea (EU) publicó una resolución sobre la conmemoración del Holocausto.  En esta “Resolución del Parlamento Europeo sobre la memoria del Holocausto y sobre el antisemitismo y el racismo ” del 27 de enero de 2005 se pidió a todos los estados miembros de la UE que

„condenen todo acto de intolerancia o incitación al odio racial, así como todo acto de acoso o violencia racista […] en particular, todos los actos de violencia motivados por el odio religioso o racial y la intolerancia“. [1]

Un debate público sobre los crímenes llevados a cabo por los nazis entre 1933 y 1945 debería sensibilizar a la sociedad frente a la intolerancia, la discriminación y el racismo. Por ello el Parlamento Europeo consideró especialmente necesario involucrar a las jóvenes generaciones en dicho debate sobre la historia del Holocausto. Con este objetivo en vista, y junto a la construcción de sitios para la conmemoración y el estudio, y un llamamiento a tematizar el Holocausto en programas escolares, se declaró al 27 de enero como Día Europeo de la Conmemoración del Holocausto.

El 1 de noviembre de 2005 el pleno de las Naciones Unidas (UN, en sus siglas en inglés) declaró con la aprobación de la resolución 60/7 al 27 de enero como “International Day of Commemoration in Memory of the Victims of the Holocaust”. [2] Este hecho demostró que el Holocausto supone un precedente moral histórico que sobrepasa las distintas culturas de la memoria nacionales creando vínculos globales, más allá del continente europeo.

Esta resolución no sólo proclama al 27 de enero como día de la conmemoración del Holocausto en el mundo entero, si no que incita a los países miembros a desarrollar programas pedagógicos que mantengan viva la memoria de los crímenes del nazismo para las generaciones venideras mientras apuntan a los crímenes contra la humanidad que se producen en el presente. A esto cabe añadir que, en dicha resolución, la Organización de Naciones Unidas se declara firmemente en contra de la negación del Holocausto así como de cualquier tipo de intolerancia, incitación al odio y amenazas o violencia dirigida hacia personas o grupos étnicos o religiosos. [3]

El proyecto de la resolución fue realizado por el representante israelí Dan Gillerman y apoyado por 104 de los estados miembros, por el secretario general, por el subsecretario general para la comunicación y la información pública, así como por el presidente del pleno. Otra prueba de que el interés en esta temática trasciende las fronteras europeas es el hecho de que la resolución fuese apoyada por representantes de países de los cinco continentes. Entre ellos se encontraron también aquellos de países que sufren las consecuencias de guerras civiles y genocidio, o que se encuentran hasta la actualidad acusados por violaciones de los derechos humanos. Ejemplos de este hecho son los países africanos Liberia, Sierra Leona o Uganda. [4]

Tanto la resolución del Parlamento Europeo como la de Naciones Unidas pueden entenderse como intentos de asentar una cultura de la memoria histórica internacional en lo que al Holocausto se refiere. Esta debería hacer confluir a los mecanismos de la memoria propios de cada nación con los esquemas de interpretación globales de la temática. La evidencia muestra que la memoria de los crímenes del nacionalsocialismo ya no pertenece solamente a los “criminales” y a las “victimas”, si no también a cada vez más naciones que no fueron directamente afectadas por aquellos hechos. Así, podemos afirmar que el Holocausto ha trascendido su calidad de hecho histórico en Europa para poder ser considerado como punto de referencia para la reflexión moral con validez universal.

 

>>> Este texto es una traducción de la entrada de Angelika Schoder en este mismo blog. El original fue extraído del ensayo publicado por la autora en la plataforma digital Themenportal Europäische Geschichte en mayo del 2012. (Angelika Schoder: Die Globalisierung des Holocaust-Gedenkens. Die UN-Resolution 60/7 (2005). In: Themenportal Europäische Geschichte, 2012.)

 

Header: Angelika Schoder – Jüdisches Museum Berlin, 2013

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.